Visión y Riqueza

“Si su objetivo es la seguridad económica es posible que lo alcance. Pero si su interés es ganar más dinero para gastar más, jamás alcanzará dicha seguridad”. Mario Borghino

Vision y riquezaEl ser humano para crear algo en su vida ha pasado mínimo por dos procesos antes de materializarlo. En primer lugar, la idea que se genera en la mente, la visualización. El segundo paso son las acciones que emprende. Desde el invento más sencillo al más complejo han pasado el proceso. De una idea a algo material, tangible, real.

Nos preguntamos que motiva a las personas a generar riqueza en su vida personal y familiar, y, a la sociedad en general. Sin duda, el deseo ferviente de un futuro mejor, una mejor calidad de vida. Poder disfrutar con nuestros seres queridos lo que hemos logrado obtener con esfuerzo. Darles una buena educación a nuestros hijos, una buena cobertura de salud, recreación, viajar, vivir en una casa confortable, poseer un auto, pasear con la familia; y en general no tener tantas restricciones para satisfacer nuestras necesidades y deseos. No deseamos simplemente riqueza para acumular o atesorar. Lo hacemos convencidos de poder “vivir la vida” de la mejor forma posible.

Los ejemplos de personas que tuvieron visión de riqueza y lo lograron abundan. En la Sagrada Escritura se habla de personajes inmensamente ricos y espirituales como Abraham, Jacob, David, Job y Salomón. Su principal misión era servir a su pueblo. Lo contrario, de avaros como Epulón con el pobre Lázaro.

En la actualidad, oímos de líderes empresariales que han generado riqueza a través de su visión clara. Creadores de marcas como Apple, Microsoft, Google, Facebook, Oracle, Twitter, etc. quienes partiendo de cero tenían la convicción absoluta de llegar a ser ricos y generosos. No lo hacen solo por acumular. Prestan un servicio para mejorar la calidad de vida a la humanidad. Parten de la frase: “Nadie se hace rico a menos que haga ricos a otros”. Ese es el secreto.

Estos líderes afirman como obtener importantes resultados en el campo financiero si se cumplen ciertas reglas o procesos. Se debe desear con pasión lograrlo, focalizarse en el Ser, Hacer y Tener. No se puede cambiar este orden. Es ineludible. Tener una idea clara, sentirla en el corazón. Seguir nuestras metas con disciplina, persistencia y coraje. Aprender el proceso como pasos de bebé. Ver los obstáculos como aprendizaje. Ir tras nuestros sueños sin desfallecer. Sin duda, un gran reto.

Crear nuestra propia riqueza es responsabilidad de cada uno de nosotros, de nadie más. Nace de una convicción interior. El objetivo se focaliza en servir y compartir con otros nuestros logros y éxitos. No creo que haya algo más placentero. Se debe hacer con alegría y satisfacción.

“Das y se os dará” lo resume todo. Si no soy exitoso financieramente debería preguntarme ¿Cuánto he dado? Es probable que muy poco. Es la ley de compensación. Nunca falla.

A propósito: ¿De lo que has ganado en toda tu vida, cuanto has dado a alguien ajeno a tu familia que realmente lo haya necesitado?

 .

Aldo Alexander Castillo

Inversionista y Conferencista en Finanzas Personales

Economista – Especialista en Finanzas

Share Button

Comentarios

Visión y Riqueza — 4 comentarios

  1. Interesante articulo, especialmente porque asi debe ser entendida la abundancia, desde el punto de vista espiritual que sin duda nos da una gran satisfaccion personal. Esta es la generosidad y compasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *