Urgencia e Importancia Financiera

Si todo lo que tienes que hacer a corto plazo te obliga a centrarte en lo urgente, nunca llegarás a hacer lo que es importante”. Seth Godin

Urgencia vs ImportanciaA diario nos encontramos con situaciones donde debemos tomar múltiples decisiones de tipo financiero. Muchas veces, lo hacemos por impulso, por presión, por simple gusto, por satisfacer una necesidad, un deseo o un lujo. Pero como en muchos campos de nuestra vida debemos diferenciar. Para ello, se debe tener claro lo que significa lo Importante, lo Urgente, lo No Importante, y lo No Urgente.

Importante: lo que contribuye a nuestra realización personal. Lo esencial.
Urgente: lo que hay que hacer en el momento. Es vital, imprescindible, inaplazable.
No importante: aquello que no está ligados con los objetivos planeados inicialmente.
No urgente: aquello que se puede dejar para después. Se puede posponer.

Veamos las cuatro combinaciones que se presentan en el manejo de nuestras finanzas:

  1. Importante – Urgente: encontramos obligaciones como: pago de servicios públicos, alquiler o arriendo, cuotas de vivienda, cuotas de préstamos, tarjetas de crédito, cuotas de auto, administración, mercado, servicios de salud, transporte, educación, etc. Permiten mantener un nivel de vida específico. Hay que dedicar tiempo y análisis ya que se llevan gran proporción de los ingresos, incurriendo algunas veces en excesos crediticios.
  1. Importante – No Urgente: comprende hábitos sanos y con proyección futura como: ahorro en general, ahorro para educación y pensión, compra de seguros, ahorro para vacaciones, planes de vivienda, planes de negocios e inversiones, compra de auto, planes educativos, etc. Es necesario planear estas actividades, y diseñar estrategias para el futuro financiero personal y familiar.
  1. No Importante – Urgente: Hallamos actividades como: comer fuera de casa, gastos de esparcimiento y recreación no planeados, gastos excesivos por tarjetas de crédito, compra de auto lujoso, pago de arriendo por siempre. Se pueden evadir sin consecuencias negativas relevantes sobre nuestra vida. Se generan especialmente por presiones sociales, de grupo; focalizados en satisfacer necesidades de otros.
  1. No Importante – No Urgente: encontramos gastos en lujos, deseos y caprichos, la mayoría innecesarios. Entre ellos están: exceso de vida social, compra de equipos de cómputo y celulares de alta gama no acordes con su uso, ropa muy lujosa o de marca, excesos en viajes y comidas fuera de casa, celebraciones permanentes, recreación desmesurada, joyas, etc. Acá es donde “derrochamos o malgastamos” el dinero, llenándonos muchas veces “chucherías”. No nos hacen más fuertes estos hábitos; por el contrario, más vulnerables y deteriora nuestros bolsillos. Es donde se malgasta más dinero.

Antes de gastar deberíamos preguntarnos: ¿Es urgente? ¿Es importante? Esas dos preguntas pueden ahorrarnos muchos dolores de cabeza. Como me dijera Mario Hernández empresario exitoso en 2012: Cuidar los ingresos, “fácil gastar, difícil ganar”.

.

Aldo Alexander Castillo
Inversionista y Conferencista en Finanzas Personales
Economista – Especialista en Finanzas

Share Button

Comentarios

Urgencia e Importancia Financiera — 2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *