Tarjetas de crédito, aliadas o enemigas?

La mejor amiga de una mujer es una tarjeta de crédito”. Javier Minuesa

Tarjetas-de-credito¿Tienes una o varias tarjetas de crédito? ¿Las usas frecuentemente? ¿En el último año has cancelado alguna tarjeta? ¿Las usas con inteligencia o se ha vuelto un dolor de cabeza? ¿Te han clonado o estafado por medio de tu tarjeta? ¿Te parecen costosas las cuotas de manejo?. Bueno, estas pueden ser algunas de las preguntas que más a menudo se hacen las personas que poseen este tipo de dinero plástico. Cada compra que se lleve a cabo simplemente debe ser considerada como un préstamo que debe ser pagado posteriormente, con sus respectivos intereses.

Las recomendaciones mas comunes es usar las tarjetas de forma ordenada e inteligente, estrictamente cuando sea necesario, para casos de emergencias, viajes, imprevistos de salud, etc. No debe simplemente utilizarse como forma de fondeo o de avances permanentes, ya que este hábito termina deteriorando nuestras finanzas muy pronto.

Algunos aspectos importantes a tener en cuenta para el uso eficiente de las tarjetas son:

Número de cuotas: en lo posible reducir al menor número, pues entre más largo el plazo mayor pago de intereses. Si es posible pagar a una sola cuota, para no pagar intereses. Por ejemplo, la compra de un televisor de $1.000.000 a 36 meses con un interés del 2.16% mensual, se pagará en total $1.448.928, es decir 44,8% más que pagarlo de contado o a una sola cuota.

Cuota de manejo: existen diferentes modalidades. Es una especie de costo oculto. En mi banco va desde $22.000 hasta $29.000 mensual; en un año es bastante dinero. Dada la competencia actual es posible pactar el servicio sin cuota de manejo.

Tasa de interés: es de las más elevadas por ser crédito de consumo, a diferencia de un crédito hipotecario o comercial. Hay que pedir al banco la tasa “Efectiva”. Es la real, la que uno paga, pues muchas veces la presentan anticipada, vencida, sin que el cliente tenga claridad que significa. Recomendable, verificar lo que nos están cobrando, es nuestro dinero, puede haber “sorpresas por errores del sistema”.

Fechas de corte y fecha de pago: es de suma importancia si se desea pagar en una solo cuota, la cual no genera intereses. Si se sabe utilizar se pueden financiar casi hasta 45 días con cero intereses.

Seguridad: se deben guardar con celo las claves de usuario, en lo posible tener alertas que envíen mensajes a nuestros dispositivos cuando se usen, por ejemplo mensajes de texto, correos electrónicos, códigos de seguridad (token), etc. Utilizar todo mecanismo que nos permita conocer en tiempo real el uso nuestra tarjeta. Sin duda, otro mecanismo de uso efectivo es llevar las tarjetas en la billetera solo cuando las pensemos usar, de resto permanecer bien guardadas. Se evitarán muchas tentaciones.

Las tarjetas de crédito pueden ser nuestras mejores amigas o nuestras peores enemigas. Nosotros somos responsables del uso racional, nadie más. ¿En tu caso personal, como te va con tus tarjetas?.

.

Aldo Alexander Castillo

Inversionista y Conferencista en Finanzas Personales

Economista – Especialista en Finanzas

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *