Resistir o persistir

“Acepta. No es resignación, pero nada te hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar”. Dalai Lama.

resistir-o-persistirA diario los seres humanos nos enfrentamos a un sinfín de decisiones. Algunas trascendentales, otras menos. Vivimos en un mundo donde continuamente estamos eligiendo. Muchas producen satisfacción, crecimiento, felicidad; otras por el contrario, desazón, ansiedad, incertidumbre, baja energía. Lo importante es tener claridad si estamos resistiendo o persistiendo. Dos conceptos que parecen ser lo mismo, pero que tienen sus diferencias. Veamos sus definiciones.

Resistir: aguantar, soportar, tolerar, oponerse con fuerza.

Persistir: mantenerse firme o constante, durar por largo tiempo.

Es bueno analizarnos y ver a que nos estamos resistiendo. Ejemplos hay muchos. A nuestra situación económica, una relación de pareja tormentosa, un trabajo que no nos apasiona, un jefe detestable, un despido, una quiebra financiera, una enfermedad, un mal gobierno, etc. Algunas de estas situaciones pueden estar bajo nuestro control, pero poco hacemos al respecto. Nos domina la zona cómoda, simplemente no tomamos acciones. O como dice de forma cruda Anthony de Mello: “los humanos actuamos como si viviéramos en una piscina llena de mierda hasta el cuello y nuestra preocupación principal es que nadie llegue a levantar olas”. Resignación completa a vivir así por largo tiempo.

De otro lado, cuando estamos persistiendo tenemos generalmente un sueño noble. Somos firmes, optimistas. No predomina la prisa, la impaciencia, la tensión, o el dolor. Somos conscientes de que es un proceso que puede ser largo, de años, de una vida. Grandes figuras y personalidades perseveraron hasta lograr materializar sus sueños como Simón Bolívar, Lincoln y sus múltiples derrotas, Edison y sus fracasos, Jack Ma rechazados diez veces en Harvard, Steven Spielberg, entre otros. Nunca renunciaron a sus sueños. No tenían plan B.

Criticar, condenar y quejarse es una moda. La gran pregunta es cuánto de ese hábito nos beneficia o nos acerca a nuestras metas. Muy poco, es demasiado el desgaste y la energía que se desperdician. Nos distrae, nos hace víctimas, estamos buscando inconscientemente a alguien que opine igual o que nos consuele. Alguien que sea soporte o apoyo de nuestra frustración. Se dice que a la “miseria le gusta estar acompañada. ¡Cuidado!. Nos puede contagiar. No se necesita ser muy inteligente para saber dónde vamos a terminar. No obstante, hay situaciones inevitables, fuera de nuestro control. Cuando no se puede hacer nada para cambiarlas, lo mejor es aceptarlas.

En esta época de cambio vertiginoso en los diferentes campos de nuestra vida, es bueno preguntarnos: ¿Estoy persistiendo o resistiendo?

.

Aldo Alexander Castillo

Inversionista y Conferencista en Finanzas Personales

Economista – Especialista en Finanzas – Diplomado en PNL

Share Button

Comentarios

Resistir o persistir — 2 comentarios

  1. Magnigica reflexion de construccion. Lo mejor es persistir hasta alcanzar los objetivos.

    Resistir es ser conformista por necesidad o por futuras alternativas de incertidumbre.

    • Gracias Dr Luis Alfonso. La tarea de persistir es heroica y noble.
      Nunca renunciar a un noble ideal, con firmeza, paciencia y sobre todo con ayuda del Creador.
      Ser libres es romper esas ataduras e ir por nuestros sueños…buscando siempre “lo mejor”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *