¿Quiénes son nuestros maestros?

“Si me cuentas quienes son tus héroes te diré como te va a ir en la vida”. Warren Buffett.

Quiene son mis maestrosEn el camino hacia el éxito es necesario apoyarnos en personas que hayan logrado sus sueños y que tengan resultados tangibles, pues estas experiencias nos inspiran a confiar más en nosotros y en nuestros maestros o mentores; dado que el ejemplo y los resultados son el mejor motivador para lograr obtener lo que queremos. Como reza la frase de Newton: “si nos paramos sobre hombros de gigantes podremos ver más lejos”.

Primero debemos preguntarnos cuales son las personas que más influyen en nosotros y sobre que personas estamos influyendo. Esto tiene que ver con el Liderazgo. Cuáles son las habilidades que estamos desarrollando en nuestro entorno para influir positivamente sobre las personas y lograr objetivos comunes. Es lograr en los demás un cambio de comportamiento y de actitud mental.

Hay muchos ejemplos como roles de liderazgo. El padre de familia en el hogar, el empleado en el equipo de trabajo, los miembros en la comunidad, los jugadores en un equipo deportivo, los feligreses en la iglesia, los cibernautas en las redes sociales, etc.

Liderar se convierte en una decisión y en un proyecto de vida. Por eso los líderes que conocemos en diferentes campos reúnen una serie de cualidades casi obligatorias. Un líder es íntegro en su actuar para que la gente pueda confiar en él; posee entusiasmo y energía; a su vez es cálido y carismático, pues posee una personalidad contagiosa; es una persona serena, dominando y controlando sus emociones, y, es exigente, pero justo. Lo interesante es que estas cualidades se pueden desarrollar cuando se desea toma la decisión liderar, es decir se pueden aprender. Según los expertos, algunos líderes nacen, pero la mayoría se hacen.

Hoy en el mundo se requieren más líderes y menos jefes. Mientras los jefes o gerentes son administradores de los diferentes recursos (financieros, maquinaria, producción, personas, etc.), los líderes se relacionan casi que exclusivamente con el desarrollo del recurso humano. Una de las características de los líderes es que son inquietos y les gusta el cambio. No le temen a lo desconocido,  ni defienden el statu quo. A los gerentes y jefes tradicionales por el contrario, les gusta más lo estable y sin muchos cambios, la zona cómoda.

Si queremos liderar cambios profundos en nuestra vida y nuestro entorno deberíamos cuestionarnos más. ¿Quiénes son nuestros maestros? ¿Son exitosos en la vida real o en la teoría? ¿Si queremos ser líderes, somos buenos seguidores? ¿Nos rodeamos de las personas correctas? ¿Nos sentimos cómodos y disfrutamos trabajando en equipo?

.

Aldo Alexander Castillo

Inversionista y Conferencista en Finanzas Personales

Economista – Especialista en Finanzas

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *