Personalidades del dinero

“No gastes tu dinero antes de ganarlo”. Thomas Jefferson

Personalidad del dineroCada uno de los seres humanos tendemos a desarrollar una o la combinación de diferentes personalidades del dinero. Se presentan las categorías más reconocidas y cómo actúan los individuos.

  • Consumistas o impulsivos: piensan que el dinero es para gastarse en compras y gustos de cualquier tipo. El consumo, la mayoría de veces es irresponsable, dado que siempre se están diciendo “me lo merezco”. Las tarjetas de crédito en su cartera, son sus mejores aliadas. Viven en un espejismo de riqueza, pero son adictos por gastar, muchas veces sin necesitar lo que compran. Estos compradores generalmente están inundados de deudas, por lo que no pueden parar de trabajar. Su conducta es la de un adicto cualquiera. Se vuelve tan repetitivo e inconsciente el hábito de gastar que se pierde la conciencia del por qué se hace.

  • Kamikazes: son osados y se mueven por la aventura de emprender. Son arriesgados con sus inversiones. Son valientes y gozan de gran seguridad personal. Omiten pasos importantes y necesarios de planeación o procesos. A raíz de estos comportamientos se presentan altibajos en su vida financiera. Son consumidores continuos de artículos de lujo. Un día pueden tener mucho y poco después no tener nada, dado su espíritu aventurero y alta tolerancia al riesgo. 
  • Avaros – Ahorradores en exceso: Consideran el dinero como el único fin de la vida. Para estas personas disfrutar de la vida no es una prioridad, pues cualquier gasto lo consideran innecesario. Viven temerosos e inseguros de gastar y de disminuir su capital. Su inseguridad no les permite asumir riesgos o ver oportunidades lucrativas de inversión, pues teme perder todo. Se convierten en los más “ricos del cementerio”. No disfrutan, sólo acumulan y acumulan. Piden y piden rebaja. Regatean todo. Poseen una mentalidad de escasez. 
  • Botarates o Despilfarradores: para ellos gastar a manos llenas no es un problema. Sus billeteras siempre están listas. Son muy populares con el sexo opuesto debido a su alta capacidad de pago. Gastan en lo más caro. Generan altos ingresos. En una reunión de amigos dicen: “pidan que yo pago”. Generalmente, viven de la aprobación y admiración de los demás. 
  • Sabelotodo: son los genios y solitarios que dicen no necesitar de los demás para tomar sus pobres decisiones. Prefieren indagar por cuenta propia. Sufren de “parálisis por análisis”, pues creen que siempre les falta algo o esperan el momento perfecto, perdiendo oportunidades. Son grandes planificadores pero pésimos ejecutores. El deseo de que todo salga perfecto y sin errores los petrifica. 
  • Quienes piensan como ricos: Creen firmemente que se puede acumular riqueza y gastarla. Tienen claros sus objetivos y un proyecto de vida estructurado. Controlan al detalle sus ingresos y sus gastos. Trabajan, generan ingresos, ahorran, invierten, y al final “gastan”. Son estudiosos de las inversiones y las finanzas. Sus sueños: felicidad, libertad financiera y prosperidad por el resto de sus vidas.

.

Aldo Alexander Castillo

Inversionista y Conferencista en Finanzas Personales

Economista – Especialista en Finanzas

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *