Pagarme primero, Cómo?

“Tú eres la mayor riqueza para ti mismo y esa riqueza nadie puede quitártela. Porque tú no eres lo que tienes, sino lo que eres.”  René Juan Trossero

Paguese primero

Cada sesenta segundos según las estadísticas se hace una persona millonaria en el mundo. Esto sin importar la edad, raza, género, nacionalidad, etc. Nos preguntamos, ¿Como lo hacen? ¿Puedo hacerlo? Los expertos en las finanzas, los negocios y la prosperidad hacen énfasis en crear el hábito indiscutible de “Pagarnos primero.”

Antes de recibir nuestros ingresos estos ya han tenido descuentos por impuestos que van al gobierno, de forma que ni pasan por nuestra cuenta bancaria ni nunca los vemos.

Existen diferentes formas para acumular riqueza de gran magnitud como: heredarla, ganarse la lotería, casarse con una persona rica, descubrir un tesoro, invirtiendo, creando un negocio, etc. Una forma importante es conocida como “Pagarse primero a sí mismo”. Consiste, primero que todo en separar como mínimo el 10% de los ingresos recibidos. Este monto se ahorra y se invierte en un vehículo de inversión que genere ganancias en el futuro.

Lo habitual de la gente es recibir ingresos cada mes. Inmediatamente se lanzan a los centros comerciales para realizar compras compulsivas de cosas que la mayoría de veces no necesitan. Paso siguiente, es desplegar una larga lista de deudas con nombres y apellidos (personas, empresas, servicios), con lo cual empiezan la faena de pagar en forma ordenada a cada uno. Una vez cumplen con este sagrado deber se sienten muy satisfechos al pagarle a todos y no tener “culebras”.

Sin embargo, este hábito es un “suicidio financiero”, dado que la persona más importante “Usted” le queda como recompensa los “residuos”, algunas monedas o billetes escasamente, después de haber pagado a todos sus acreedores. Esto significa que ellos son personas más importantes. No se trata de defender la cultura de no pago, sino de buscar mecanismos más eficientes e inteligentes en la administración de nuestro dinero, y, que beneficie nuestras finanzas.

Un mentor personal recomienda separar el 30% de los ingresos. Puede ser bastante para la inmensa mayoría. Si no puede con el 30%, puede hacerlo con el 10%, el 2%, el 1%. En este caso, lo importante no es la cantidad sino generar el hábito y entrenar la mente para este nuevo tipo de comportamiento. Sin duda, cuando se tengan cantidades mayores y la experiencia necesaria, la generación y administración de riqueza será más sencilla. ¿Con que porcentaje se compromete hoy a comenzar?

.

Aldo Alexander Castillo

Inversionista y Conferencista en Finanzas Personales

Economista – Especialista en Finanzas

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *