Gratitud

“Sólo un exceso es recomendable en el mundo: el exceso de gratitud”. Jean de La Bruyère

GratitudLa Gratitud es definida como: agradecimiento, reconocimiento de un favor o beneficio que se nos ha hecho.

Un artículo de Harvard Mental Health Letter afirma que: “la gratitud está íntimamente relacionada con la felicidad. Quienes son agradecidos experimentan sentimientos más positivos, disfrutan de los buenos momentos, tienen mejor salud, enfrentan mejor las dificultades y forjan buenas amistades”.

Esta apreciación está relacionada con lo que a diario nos sucede. Situaciones de placer o dolor, felicidad o infelicidad. Deberíamos preguntarnos continuamente: ¿Soy agradecido? Sin duda, si estoy vivo la respuesta debe ser positiva. Significa que nuestra vida está llena de bendiciones. Cuando despertamos, es un día más (cuántos no lo hicieron), tenemos buena salud, empleo, familia, posesiones, dinero, podemos caminar, disfrutamos del sol, la lluvia, las estrellas, etc. La lista es tan extensa como sea nuestra imaginación.

Focalizarnos en lo que tenemos nos hace más felices. Nos ayuda a pensar con mayor claridad, con serenidad y sobre todo, a tomar acción. No importa en qué situación estemos, si agradecemos hoy lo que tenemos, obtendremos más fácil lo que queremos; siempre y cuando lo hagamos convencidos y con Fe. De nada vale una mente brillante que está dudando de todo. Añorar lo que no tenemos o nos falta, nos hace desgraciados. Así de simple.

Los beneficios obtenidos de ser agradecidos son múltiples: físicos, mentales, emocionales y espirituales. Expertos de reconocimiento mundial aconsejan crear el hábito de la gratitud diario. Recomiendan una lista de cinco a diez cosas por las que valió la pena vivir el día. Al entrenarse la mente cambia y se modela la percepción. Es decir, se empieza a ver la vida diaria con otra actitud. Cada vez que despertamos debemos reflexionar como el Universo aún cuenta con nosotros. Para algo bueno será.

Todos tenemos personas de quienes estamos agradecidos. Mucho de lo que somos o hemos conseguido se lo debemos a ellos. Nuestros padres, familiares, profesores, amigos, jefes, entrenadores, mentores, consejeros, etc. Si analizamos, la lista es larga. Incluyendo la parte religiosa y espiritual. Cada uno lo sabe. A veces pecamos de indiferentes, porque creemos que agradecer es penoso. Pero no lo es. Al contrario, es una llave que abre más puertas y oportunidades. A todas esas personas que nos han apoyado: ¡Gracias!

En el día a día: ¿Contamos nuestras bendiciones o nuestras carencias? Entender la diferencia nos cambiará la vida.

 .

Aldo Alexander Castillo

Inversionista y Conferencista en Finanzas Personales

Economista – Especialista en Finanzas – Diplomado en PNL

Share Button

Comentarios

Gratitud — 6 comentarios

  1. Apreciado Dr. Aldo, felicitaciones por tan magno mensaje sobre la gratitud.
    Nuncs esperamos nada de nadie, mas en nuestro sentir hay una voz de la conciencia que motiva en la vida, dar gracias al Creador, a la vida y a todas aquellas personas y hasta los animales de devolver nuestro gesto de sentir, amar y admirar al mundo que nos rodea.
    En epocas pasadas tecientes eso era activo, hoy en dia el pensar de algunos es la maldad en vez de la bondad en la justicia de Dios.
    Lo mas importante en gratificar y manifestar lo que nace en el espiritu y se refleja con el corazon.
    Bendiciones.

  2. Desde luego las gratitud es una muy buena actitud. Es una actitud muy positiva.

    Muchas gracias, apreciado Aldo por hacernos reflexionar al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *