El Secreto, Enfocarse

“Aquel que persigue dos conejos, no atrapa ninguno.”  Confucio

EnfocarseTodos los seres humanos en lo más profundo de nuestro ser deseamos tener éxito en la vida. A veces nos hacemos preguntas trascendentales como: ¿Quién soy yo? ¿Cuál es la misión en mi vida? ¿Para qué vine a este mundo? ¿Estoy haciendo lo que hago porque me apasiona o porque me toca? Sin duda, responderlas requiere una buena reflexión.

Como en cualquier actividad física, mental e incluso espiritual obtener los resultados deseados requiere tener claro lo que se quiere. La primera pregunta es ¿Para qué? Cuál es el propósito, el objetivo que me hace mover hacia ese logro. Sin la respuesta adecuada y analizada es probable que se logre “algo” pero que probablemente llegue a no ser tan útil.

Vemos a diario ejemplos de personas que quieren hacer muchas cosas en la vida en forma atomizada y dispersa. Toman infinidad de cursos, leen innumerables libros, cursas varias carreras y posgrados, operan múltiples negocios y al final los resultados son muy deficientes. Algo que genera una profunda oportunidad para la reflexión. Todo proyecto que iniciamos tenemos claro el ¿Para qué?.

La principal causa es la falta de Foco. Enfocarse significa tener una idea clara en la mente. Concentrar todos los pensamientos y acciones en ese objetivo. No dispersarse ni distraerse con minucias. Es descubrir y concentrarnos en nuestras fortalezas y no tratar de pulir nuestras debilidades como nos han enseñado erróneamente. Es posible mejorar estas últimas, claro, pero si nos concentramos en ellas es posible que no avancemos mucho y descuidemos el uso eficiente de nuestros talentos, conocimientos y destrezas.

Casos de personas enfocadas y exitosas hay millones. Desde Steve Jobs en la tecnología informática, Tomas Alba Edison en los inventos, Albert Einstein en la ciencia, Warren Buffett en las inversiones, Tiger Woods en el golf, James Rodríguez en el futbol, García Márquez en la literatura, y el caso más reciente Jack Ma en internet, etc. Estos ejemplos ponen de presente que estos personajes lograron lo que querían porque se enfocaron con cuerpo y alma en sus sueños. Superaron las adversidades y conquistaron la cima.

Sin enfoque es casi imposible lograr el éxito, ya que este es esquivo y requiere persistencia. Las adversidades diarias como en la guerra requieren el esfuerzo de concentrarnos. Debemos identificar donde apuntar y disparar. Ese foco nos ahorra mucho desgaste físico, mental y emocional. Especialmente cuando las cosas se ponen difíciles es cuando el foco debe guiarnos y evitar así la tentación de renunciar. Por el contrario, se debe  apretar el paso sin desfallecer. La mayoría de las veces, dicen los triunfadores: “Las penurias y las adversidades son el verdadero campo de entrenamiento de los campeones.” Por eso, pocos llegan a la meta.

Y nosotros: ¿Tenemos la actitud y nivel de motivación para ser verdaderos campeones? o  ¿Vamos por la vida sin salir de la relajada zona cómoda?

.

Aldo Alexander Castillo

Inversionista y Conferencista en Finanzas Personales

Economista – Especialista en Finanzas

Share Button

Comentarios

El Secreto, Enfocarse — 2 comentarios

  1. exelente reflexión siempre debemos preguntarnos el para que? Y si nuestra respuesta está motivada para hacer el bien!! Las cosa fluirán mejor ya que tienen como fin ultimo el beneficio general sobre el particular !!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *