Eficiente alfabetismo financiero

“¿Sabes por qué tanta gente gana tan poco dinero? Porque lo que hacen lo pueden hacer muchos, incluso por un salario más bajo”. Ideas Millonarias

Alfabetismo FinancieroPara nadie es un secreto que el dinero está inmerso en nuestra vida día a día. Algo muy importante tiene que ver con el “alfabetismo financiero”, el cual hace referencia a cómo funciona el dinero y el papel que cada uno jugamos. En su esencia, el manejo del dinero es un juego y hay que saber cómo y quienes son los jugadores. Pero, como en toda área del conocimiento, no se trata simplemente de saber las definiciones básicas o teóricas, sino de conocer su funcionamiento en la vida real, en nuestras finanzas personales.

Es necesario tener claro y conocer el lenguaje. Que sea comprensible, donde podamos definir con claridad lo que significa cada término. Hay términos que debemos conocer obligatoriamente como: ingreso, gasto, ahorro, inversión, ganancias, activos y pasivos; y en términos sencillos como:

Ingreso: Dinero que entra
Gasto: Dinero que sale
Ahorro: Dinero que se conserva para usarlo en el futuro
Inversión: Dinero que se conserva para producir más dinero
Ganancia: Diferencia positiva entre ingresos y gastos
Activo: lo que genera ingresos y pone dinero en nuestros bolsillos
Pasivo: lo que saca dinero de nuestros bolsillos
Flujo efectivo: la diferencia entre ingresos y gastos. Es la disponibilidad o liquidez de dinero.

El lenguaje del dinero tiene diferentes significados dependiendo del cuadrante en el cual se mueva la persona (empleados, autoempleados, empresarios e inversionistas). Igualmente, tiene significados diferentes para los ricos, la clase media y la clase pobre. Así, para muchos confundir la jerga financiera es una desventaja, pues suelen llamar activos a cosas que realmente no lo son. Veamos uno ejemplos.

Llamar activo a una casa, finca, lote, el apartamento donde vivimos, el carro, la acción del club, los muebles, enseres, la ropa, joyas, una carrera profesional sin explotar, etc., denota carencia de educación financiera. A pesar de ser cosas tangibles o intangibles, si no generan ingresos o ponen dinero en nuestros bolsillos, son simplemente pasivos. Es necesario desligarnos de las definiciones tradicionales aprendidas de la contabilidad que clasifica todo lo anterior como activos.

Se dice que la brecha entre ricos y pobres nace en el lenguaje financiero y su utilización en la vida práctica. Mientras los ricos se concentran en producir ingresos, ahorrar, invertir y comprar activos que les generen más ingresos, los demás solo se concentran en los ingresos, en cuanto ganan. Sin darse casi cuenta que entre más ganan, más gastan y más impuestos pagan. Si no se tiene el conocimiento y la disciplina del ahorro e inversión, simplemente el dinero entra y sale, sin la mínima posibilidad de capitalizar. Es decir que algún día el dinero trabaje por y para nosotros.

Tener inteligencia es un don natural. En las finanzas personales nos permite resolver problemas de dinero de una forma más eficiente, si tanto estrés.

.

Aldo Alexander Castillo

Inversionista y Conferencista en Finanzas Personales

Economista – Especialista en Finanzas – Diplomado en PNL

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *