Educación costosa

¡Estudia! No para saber una cosa más, sino para saberla mejor. Séneca

Educacion FinanciadaTodos quienes hemos pasado por una universidad somos conscientes del esfuerzo no solo físico y mental, sino financiero que debe hacerse para culminar una carrera profesional. Hoy es cada vez más oneroso educarse, especialmente en una buena universidad privada. Dentro de nuestro círculo conocemos personas que han contado con respaldo de sus padres, familiares, apoyos externos, etc. Han sido privilegiados y afortunados. No todos cuentan con esta especie de “suerte”, ya que el tipo de educación obtenido, repercutirá sustancialmente en el futuro de las personas.

Pero para quienes financian su educación con crédito, el panorama es diferente. En primer lugar, si la deuda se salda al final de la carrera se debe incurrir en los costos de los intereses que se generan en el tiempo. Por ejemplo: Una carrera en una prestigiosa universidad para medicina de 14 semestres. Se financia cada semestre $13 millones, $26 millones al año, con una tasa de interés del 6% anual, y, un aumento de matrícula de 6% cada año. Cuando termina el estudiante su carrera, la deuda (capital más intereses) asciende a más de $250 millones. Sin duda algo para analizar a profundidad.

La situación se replica en Europa, Estados Unidos, Chile, Latinoamérica, y en este caso Colombia. Basta con hacer una búsqueda en internet sobre créditos estudiantiles o student loans para encontrar noticias sombrías. Ancianos que aún no terminan de pagar, estudiantes sin recursos ni empleo, la probabilidad de una próxima burbuja financiera que explote a causa de estas deudas, protestas, embargos, lanzamientos, etc. http://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/10/141010_eeuu_ancianos_deudas_estudiantiles_tsb Es una situación bastante estresante para las familias y los estudiantes, especialmente cuando se tienen sueños que exceden la capacidad financiera y ponen en riesgo la estabilidad financiera y el patrimonio, obtenidos con bastante esfuerzo.

Si no se planea con juicio la forma de pagar la educación, los líos financieros llegarán. La educación es un proyecto de inversión. Se destinan recursos por largo tiempo y se espera algún día recuperar esa inversión. Cuánto tiempo se necesitará para pagar las deudas contraídas, los desembolsos. Con el ejemplo citado, con abonos de $1 millón al mes, 21 años; con $1.5 millones, 14 años; con $2 millones, 11 años; con $3 millones, 7 años. Es necesario simular y planear antes de tomar las decisiones. Hay riesgos como en todo. La carrera puede no terminarse, abandonarse. Es una decisión que requiere hacer cálculos reales. No tomar tales decisiones emocionalmente.

Soluciones, hay muchas. Crear el hábito sano de ahorrar desde temprano, no dejar para lo último. Asesorarse de profesionales competentes e idóneos. Aplicar a becas, auxilios, ayudas, apoyos, etc. Realizar una rigurosa planeación, investigar. No creer que por ser deuda a largo plazo será fácil pagar. No creerse demasiado “rico” y exceder las capacidades financieras. Dejar de hacer comparaciones y ver el desempeño de los demás como algo a imitar y a superar.

Si eres padre con recursos limitados: ¿Cómo pagarás la educación de tus hijos?

.

Aldo Alexander Castillo

Inversionista y Conferencista en Finanzas Personales

Economista – Especialista en Finanzas – Diplomado en PNL

Share Button

Comentarios

Educación costosa — 2 comentarios

  1. Mmmmm. estimado, ahora sé porqué Steve Jobs no estudió.
    Pero más allá de eso, los padres solemos creer que con una inversión mayor o con una mejor universidad garatizamos un buen futuro para los hijos, bajo aquel adagio de que cualquier fortuna se pierde pero el estudio es una herencia.
    Primero: la inversión en la educación en los hijos generalmente no tiene retorno, la deuda es del padre, no del hijo.
    Segundo: otro indicador a medir es la empleabilidad en lo que se estudia:
    Tercero: pensar que entre más maestrías y doctorados tenga, mejor empleo tendrá, mire no más en materia de los concursos de carrera administrativa, estos pesan menos del 2% en la calificación.
    Cuarto: El título no compra el conocimiento y mucho menos los valores como seres humanos.
    Si bien es cierto la universidad de la que se gradúe le da aluna posibilidad, es el talento, el conocimiento, el desempeño y la personalidad la que le abre las puertas, lo demás es publicidad dentro del mercantilismo en que ha caido la educación, no solo en Colombia.
    Finalmente les dejo la reflexión: ¿Un título te hace mejor persona, o una universidad te garantiza excelente empleo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *