Control emocional

“Cuando digo controlar las emociones, quiero decir las emociones realmente estresantes e incapacitantes. Sentir emociones es lo que hace a nuestra vida rica”. Daniel Goleman.

Hand using a remote control

Diariamente los seres humanos experimentamos diferentes estados emocionales. Contamos con un indicador inigualable: nuestras emociones. La forma como reaccionamos ante los sucesos.

Las emociones nos hacen sentir bien o mal y obedecen a nuestra elección. Elección, sí, porque somos quienes elegimos como sentirnos; aunque a veces parezca que no podemos o que depende de fuerzas extrañas, invisibles. Es importante conocer el funcionamiento, y por tal motivo crear un control o dique emocional, especialmente a las que nos hacen sentir mal.

Las emociones negativas se presentan en muchos planos de una persona. En el plano físico, al no aceptarnos tal como somos, por el tamaño, edad, color de piel, peso, salud, belleza, etc. En el mental, por no creernos demasiado listos, o inteligentes, el no haber estudiado mucho, en síntesis, poco conocimiento. En el espiritual, por no tener claro la esencia de nuestro ser, tratándose de creencias religiosas o espirituales, y al ser estas menos tangibles se genera mayor incertidumbre, incredulidad, confusión y ansiedad.

Las estadísticas dicen que tenemos a diario 60.000 pensamientos, de los cuales 80% son negativos y repetitivos. En nuestro diario vivir las emociones son numerosas y diversas. En la familia los conflictos y diferencias; en el trabajo con compañeros y jefes, estrés laboral; en los negocios como pérdida de dinero, altas deudas; con la pareja problemas de comprensión e infidelidad; con los gobernantes mediocres que no toleramos por sus decisiones; el clima, el tráfico, las noticias amarillistas, las cargas laborales, los impuestos, la inseguridad, etc. En otras palabras, “muchas cosas nos sacan de quicio”.

Las emociones positivas nos hacen sentir plácidos, vivos, nos motivan. Hoy se habla de la inteligencia social y de la inteligencia emocional. Significa aceptar a la gente tal como es, y conocer y controlar nuestras emociones, para que trabajen a nuestro favor y no en contra. Para este propósito noble, se requieren habilidades de autocontrol, asertividad, ponerse en los zapatos del otro, y sobre todo, aprender a escuchar. Esto conlleva al autodominio, aceptar a los demás con objetividad y a respetarlos.

El Doctor Camilo Cruz reconocido autor, afirma que según investigaciones, la inteligencia social y la inteligencia emocional participan en el 85% de nuestro éxito personal y profesional estando relacionadas con la forma en que nos comunicamos. Consta de tres elementos. La actitud personal (lenguaje no verbal o corporal), nivel de motivación (expresión externa de lo que somos por dentro) y relaciones positivas con los demás (redes, contactos, empatía, trabajo en equipo).

El restante 15% de nuestro éxito comprende los conocimientos técnicos y habilidades profesionales (lo asimilado en la academia y en las empresas por experiencia o antigüedad). ¿Por qué hay profesionales con muchos conocimientos y títulos, pero con una baja inteligencia social y emocional, siendo pésimos jefes o líderes?

En una situación difícil preguntémonos: ¿Qué estoy pensando y que estoy sintiendo? Quizá debamos hacer una pausa, reflexionar y tomar el control.

.

Aldo Alexander Castillo

Inversionista y Conferencista en Finanzas Personales

Economista – Especialista en Finanzas – Diplomado en PNL

Share Button

Comentarios

Control emocional — 6 comentarios

  1. Apreciado Dr Aldo, buenas noches,
    Le felicito por el magnifico articulo escrito. Varios aspectos a tratar y reflexionar, con un importante mensaje.
    Dejo a consideracion, con todo respeto lo siguiente analizado en la ultima parte del texto, asi:
    La formacion academica de hoy en algunos casos son mas del mal llamado, ” tugurizacion acafemica”. Se destaca el esfuerzo de quien avanza, mas debe haber una integralidas con la experiencia, las competencias y los resultados obtenidos de la accion que se presente en la organizacion. No son los titulos los que hacen las personas, mas bien su interacion cob sus dirigidos y directivos que constryen un mejor clima organizacional con intersantes resiltados. Los jefes no se forman solo con libros mas sus logros dependen de variables Humanas y tecnicas que armonoizadas tienden a la excelencia.
    El mejor jefe, maestro, directivo o funcionario no es el mas teorico es aquel que aporta soluciones y apoya a su grupo en la empresa.
    Felicitaciones.

    • Hola Dr Luis Alfonso:
      Como siempre sabias palabras.
      Los verdaderos lideres se diferencian mucho de los jefes tradicionales.Tienen muchas virtudes morales, éticas y espirituales.
      El objetivo común y empoderamiento de los colaboradores, sin tantas jerarquías es imperativo.
      Es definitivamente un cambio de paradigmas centrados en el desarrollo del SER en todo los aspectos.
      Un abrazo
      Aldo

    • Gracias Luz Milena:
      Asi es en la vida todos tenemos experiencias que nos impulsan o nos detienen.
      Lo mas importante es tomar conciencia, enfrentarlas y tomar acciones para solucionarlas.
      A veces las más duras son las que mas nos hacen crecer, pero sobre todo “madurar”.
      Gracias
      Aldo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *