¿Desperdiciamos tiempo?

“Si un hombre ve tres partidos seguidos de fútbol, se le debería declarar legalmente muerto”. Erma Bombeck

Desperdiciar tiempoSe dice que el tiempo es el único recurso que todos tenemos por igual, sin ninguna distinción de clase social, sexo, religión, edad, nacionalidad, etc. No obstante, es continua nuestra queja de que andamos demasiado ocupados y la frase típica: “no tengo tiempo”. La repetimos de forma automática, y peor, la creemos. Pero veamos algunas de las situaciones para ser conscientes de si es verdad o es un simple sofisma aprendido.

Los humanos contamos a diario con 24 horas,  1.440 minutos, 86.400 segundos. La pregunta es: ¿Utilizamos bien o desperdiciamos nuestro tiempo? Sin duda, habrá diversidad de respuestas. Lo gastamos trabajando, durmiendo y en nuestras actividades personales. Las dos primeras opciones son ineludibles. Entonces: ¿Qué hacemos de productivo en nuestro tiempo libre? Muchos reaccionarán con incomodidad, pero hace parte de la toma de conciencia, el diagnóstico.

Quienes lo usan eficientemente lo dedican a formarse, estudiar, aprender, capacitarse, y también a divertirse. No tienen excusas que por estar demasiado ocupados no puedan ir a cine, pasear, hacer deporte, nadar, bailar, leer, etc., todos estos pasatiempos necesarios para una vida sana y equilibrada. La vida es integral, el trabajo arduo necesita un complemento como el descanso, parar y recuperar energías, evitando la fatiga y el agotamiento físico y mental. El mejor borrador del mundo es una noche de sueño placentero.

Otros individuos argumentarán que el tiempo libre es para no hacer nada, para quedarse en casa especialmente viendo televisión. Distracciones en la actualidad hay muchas. Redes sociales, partidos de fútbol a diario, ciclismo, concursos, novelas, realities, etc. El menú es variado. Nos quejamos de que el tiempo pasa más rápido que antes, y decimos como el humorista: prácticamente ya se acabó la semana, el mes, el año. Pero: ¿Es verdad? Como lo dijo el sabio Séneca: “Siempre estamos quejándonos de que nuestros días son pocos y actuando como si no se fueran a terminar”.

Se ha dicho que para aprender es imperativo desaprender. No es fácil. Una herramienta a probar útil es la “Dieta Hipoinformativa”, descrita en su libro Semana Laboral de Cuatro Horas de Timothy Ferris. Hace referencia a lo selectivos que debemos ser con la información diaria. Propone por una semana: no periódicos ni revistas, no sitios web de noticias, no televisión, ni lectura innecesaria. Le agrego, no chismes. ¿Qué hacer entonces con todo ese tiempo de sobra? Cada uno dentro de sí tiene las respuestas.

Pululan permanentemente distractores que consumen nuestro tiempo. Son verdaderos vampiros. Se han vuelto un hábito, una rutina, una costumbre, una repetición. Estar informados es necesario, pero debemos ser selectivos con el tipo de información. Basta con ver los titulares de los noticieros de televisión y algunos periódicos para obligarnos a “hacer dieta”.

Una pregunta necesaria: ¿Cuantas horas a diario pasamos frente al televisor, en las redes sociales o malgastando nuestro tiempo?

.

Aldo Alexander Castillo

Inversionista y Conferencista en Finanzas Personales

Economista – Especialista en Finanzas – Diplomado en PNL

Share Button

Comentarios

¿Desperdiciamos tiempo? — 14 comentarios

    • Hola Angela:
      De eso se trata de aportar un poco de conocimiento y hacer reflexiones al respecto.
      Muchas cosas pasan por nuestra vida sin ser conscientes. Solo nos damos cuenta a veces demasiado tarde.
      Gracias
      Aldo

  1. Otro problema en el manejo del tiempo, es vivir en el pasado, inmerso en recuerdos y remordimientos o el futuro entre sueños y planes de nunca acabar . La solución es vivir el aquí y el ahora, que es lo único que realmente tenemos. Hay que decidir, planear, ejecutar, evaluar y retroalimentación.

    • Muy cierto, apreciado Cesar. Esas son otras distracciones que no nos dejan avanzar como deberíamos. El pasado y el futuro no existen, sin embargo desperdiciamos mucho pensando en ellos. Vivir el aquí, acá y ahora. Lo único que tenemos.
      Gracias
      Aldo

    • Hola Jairo:
      Necesariamente debe incluirse.
      Hace parte de la esencia humana la parte espiritual, es más para mi la mas importante, así como dar y compartir con otros.
      La filantropía, ayudar a otros, hay que planearlo también.
      Gracias
      Aldo

  2. Nuestro tiempo real es el ahora, el ayer solo está en el recuerdo y en el aprendizaje para aquel que lo tomó así, el futuro es incierto, solo contamos con él para soñar y proyectar pero aún no está, por lo menos en nuestra concepción actual.
    El día es como una tarjeta prepago que se nos recarga todos los días, al final de la noche se descarga, la pregunta es si realmente utilizamos bien esos minutos recargados o no o si esperamos la recarga de mañana, para al final volver a perder esos minutos.
    “Aprieta en tus manos el ahora, porque el ayer ya se te fué y el mañana aún es una quimera”

  3. Pingback: ¿Desperdiciamos tiempo?

  4. Hola profesor Aldo,
    Desde el punto teórico es muy válida las recomendaciones, donde se tiene un contexto ideal “Una persona trabaja 8 horas, duerme 8 horas y le sobra 8 horas, sin familia (pueda que algunos si tengan esta situación, pero no, la mayoría no), tocaría ponerle una pizca de realidad, con enfoque diferencial y dar una recomendación ajustada a nuestro contexto. (como por ejemplo, cómo aprovechar el tiempo en un medio de transporte…..)

    Contexto de realidad:
    1.1 Existen millones de personas que viven lejos de los puntos de trabajo, que se levantan a las 4 am, para alistarse y salir a las 4:30 o 5:00 am para llegar a su trabajo; trabajan y llegan a las 9 o 10 de la noche a la casa.
    1.2 La situación de las mujeres se empeoran, por el cuidado de los niños, la comida y las labores del hogar.
    Hago un paréntesis (por esta situación es mejor la condición de informalidad para muchas personas… y el gobierno genera políticas irreales para contrarrestarla)

    2. Ahora bien, como utiliza el tiempo los más de 2 millones de desempleados?…. que desperdicio de tiempo….

    Aldo, Te agradezco que pongas temas de reflexión, que nos permite pensar sobre nuestras actuaciones y/o pensamientos para mejorar y evolucionar; TRATANDO SER CADA DIA UNA MEJOR VERSIÓN DE NOSOTROS MISMOS….

    Ahhh: uno de los factores primordiales del éxito o la plenitud, es la utilización eficiente del tiempo, pero:
    1. Existen personas que la pasan pensando y no actúan (a veces tienen ideas geniales).
    2. Otras personas hacen muchas cosas, pero no llegan a ningún lado o no tienen resultados.
    3. Existen muchas personas que se matan haciendo cosas y tienen resultados.
    4. Existen pocas personas que hacen cosas de manera muy eficiente y obtienen muchos resultados…

    • Hola Alexander: gracias por tu aporte.De acuerdo.
      No se puede hablar de un modelo universal. Le corresponde a cada individuo analizar su situación y tomar acciones.
      Todo comienza con el diagnostico de nuestra situación actual. Si el poco tiempo que tenemos lo usamos de forma productiva o simplemente se nos va como el agua entre las manos. Y lo delicado es que la vida es demasiado corta y este tiempo no vuelve jamás.
      Gracias
      Aldo

  5. Muy bueno el artículo sobre el uso del tiempo.
    Aldo, coincido totalmente que el buen uso del tiempo es una gran ayuda para una buena vida personal como social.
    Y estoy profundamente convencida que el tiempo compartido con lo demás se multiplica y es una fuente enriquecedora y deja al corazón lleno de amor. Te envío una oración a propósito del tema.Saludos

    Oración por el buen uso del tiempo

    Tengo ante mí unos minutos, unas horas, unos días. ¿Qué voy a hacer? La decisión está en mis manos. Si no hay urgencias inmediatas, si la enfermedad no corta las alas de mi vida, soy plenamente libre para escoger.
    No quiero, sin embargo, decidir a solas. Sé que hay un Dios que es Padre y me ama. Sé que Cristo me ha enseñado el camino de la vida. Sé que su Espíritu habita en mi alma y me invita a optar por lo mejor.
    Por eso, Señor, te pido luz para usar bien el tiempo que ahora me concedes.
    Ayúdame a renunciar a un uso egoísta del mismo. Ayúdame a dejar de lado caprichos, placeres, deseos de venganza, obsesiones que encadenan.
    Concédeme ver con claridad qué deseas de mí ahora, cómo puedo ayudar mejor a mis hermanos.
    Fortalece mi voluntad para que la pereza no me detenga, para que el miedo no me paralice, para que esté dispuesto a arriesgar mi posición si se trata de defender la justicia, de ayudar al pobre, de proteger a los desamparados de corregir al que yerra, de consolar al triste, de transmitir tu Evangelio.
    Ayúdame a tomar buenas decisiones. La vida pasa, y no puedo desgastarme en lo inútil y en lo dañino. Sólo tiene sentido escoger lo que me lleva a servir a mis hermanos para amarte más a Ti

    • Hola Isabel:
      Mágicas palabras y la oración, genial.
      No hay nada mas placentero que vivir en paz con Dios, con nosotros y con los demás.
      Es la mejor elección, servir, hacer mas gente feliz, desde la posición en que estemos.
      Una bendición grande es estar del lado del dar. Ojala pudiesemos hacerlo mas frecuentemente.
      Un abrazo.
      Aldo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *