Aumento del salario: ¿Es la solución?

“Los salarios deben estimarse por su valor real, o sea por la cantidad de trabajo y de capital empleada para producirlos, y no por su valor nominal en abrigos, sombreros, dinero o maíz”. David Ricardo.

Aumento en el salarioMillones de personas en el mundo trabajan en corporaciones públicas y privadas. Día a día asisten a sus sitios de trabajo con diferentes objetivos. El más común, ganar dinero para suplir necesidades de diferentes índole. Se necesita dinero para cubrir los gastos de alimentación, vestuario, vivienda, educación, recreación, viajes, salud, ocio, donaciones, caridad, ahorro, inversión, etc. Como vemos, es variado el conjunto de rubros en los cuales distribuimos lo que ganamos.

Ahora nos preguntamos cómo podemos ganar más y tener una mejor calidad de vida, vivir tranquilos y disfrutar, especialmente el tiempo libre. La respuesta está relacionada con nuestros hábitos de generar ingresos y gastos. Veamos los tres tipos de ingresos predominantes según el experto mundial Robert Kiyosaki.

Ingreso ganado: depende de nuestro esfuerzo permanente, nuestro trabajo cotidiano, ya sea que pertenezcamos a una nómina o prestemos servicios como independientes. Se genera un ingreso fijo, raras veces se puede incrementar, excepto cuando se obtiene un ascenso. Se convierte en ingreso seguro, fijo, se sabe cuánto se recibirá periódicamente. Genera cierta tranquilidad, seguridad, comodidad.

Ingreso de portafolio: es generado por las inversiones, especialmente de papeles o títulos valores como acciones, bonos, materias primas, divisas, fondos de inversión, derivados, futuros, opciones, etc. Requiere más conocimientos técnicos y dominio del lenguaje de inversiones.

Ingreso pasivo: es generado sin depender demasiado de nuestro esfuerzo físico o de la presencia permanente. Comprende arrendamientos de bienes raíces, bienes muebles, negocios, negocios en internet, derechos de autor, patentes, etc. Este ingresa mientras se duerme. Se requiere un alto grado de educación financiera, especialización, paciencia.

Reconocer que el aumento de salario no soluciona nuestras necesidades monetarias inmediatas es un avance. Es un gran error, una ilusión. La Ley Parkinson dice que los gastos casi siempre crecen por encima de nuestros ingresos en esta situación. Si no se tiene la cultura y disciplina financiera, la persona puede terminar peor que antes. Disminuir gastos o “apretar el cinturón” tampoco soluciona mucho. Quizá temporalmente. Pero con el peso emocional de estar “sacrificándose” demasiado por no gastar. Existe un momento  donde no se pueden recortar más. Además, no requiere demasiada inteligencia financiera.

Indudablemente, El verdadero reto está en producir más ingresos. Como lo hace una empresa, “vender más”. Tomar acción. Crear estrategias, asumir riesgos. Generar más “fuentes de ingresos”, no depender de una sola. Para ello, debemos estar dispuestos a pagar el precio, a hacer sacrificios, a aprender a ganar y a perder, a equivocarnos muchas veces. Jugar a ganar y no solo a “no perder”. Asesorarnos y consultar a los mejores, profesionales, honestos, transparentes, intachables. Ojalá con amplia experiencia personal en negocios e inversiones, no solo teórica o académica. Debemos ser persistentes y pacientes.

Adicionalmente, “Para ganar más, hay dar más”, ser más generosos. Si estás recibiendo poco, es porque estás dando poco. No digas que darás cuando tengas. Es probable que “nunca ocurra”.

De tu último ingreso: ¿Qué porcentaje donaste o compartiste?

.

Aldo Alexander Castillo

Inversionista y Conferencista en Finanzas Personales

Economista – Especialista en Finanzas – Diplomado en PNL

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *