Años dorados

“Viejo es quien considera que su tarea está cumplida. El que se levanta sin metas y se acuesta sin esperanzas”. Anónimo

anos-doradosNada más diciente que las estadísticas para tomar decisiones. Estas cifras procesadas nos muestran según el portal web del DANE en la página 5 del documento: https://www.dane.gov.co/files/investigaciones/poblacion/proyepobla06_20/8Tablasvida1985_2020.pdf que la esperanza de vida en años al nacer en el quinquenio 2015-2020 es de 73.08 para hombres y 79.39 para mujeres. De otro lado, se estima que para 2020 el 20% de la población colombiana estará compuesta por mayores de 60 años; es decir, 10 millones de personas. Otras estadísticas afirman que en el futuro sólo uno de cada cuatro adultos se pensionará, es decir tres quedarán sin cobertura. Son cifras que debemos prestarles mucha atención, pues reflejan la realidad de la población.

Pensar en los años dorados o edad de retiro genera sentimientos encontrados. Para unos alegría, para otros tristeza y preocupación. Nos enseñaron desde chicos a estudiar y entrar al mercado laboral, pero no nos enseñaron acerca del retiro. Todo proceso en la vida tiene un principio y un fin.

Lo preocupante es que si no planeamos nuestros años dorados, la vida nos puede dar sorpresas. Dejar al azar o esperar que otros lo hagan es una locura. Los hijos crecen, forman sus hogares y se marchan, a veces muy lejos. Gastar de forma poco inteligente e impulsiva es funesto. Decir que me muero y no me llevo nada es igual de insensato, dado que uno no sabe cuento vivirá. Con este pretexto muchos viven. Algunos tenemos familiares cercanos a los 100 años. ¿Qué pasaría si llegásemos a los 90 o 100 años? Sería fabuloso, pero, ¿En qué condiciones?

La parte positiva es que como cualquier proyecto importante en la vida debe planearse. Con objetivos y metas claras; es decir, debe tener temporalidad; sin ella, será solo una ilusión, un sueño, un deseo. En los proyectos de vida serios nos preguntan: ¿Cuántos años esperas vivir? y, ¿Cómo te imaginas muriendo? Son sin duda preguntas trascendentales, pero muy pertinentes. Generan cierta confusión, pero cuando se analizan con tranquilidad adquieren mucho poder.

Los años dorados deberían ser responsabilidad de cada persona. No hay nada más deprimente que depender todo el tiempo de otros; especialmente en lo referente al dinero. Hace perder libertad, autonomía, autoestima. Es necesario pensar en alternativas viables como generar ingresos adicionales al salario, adquirir conocimientos en negocios e inversiones, bienes raíces, ventas, comercio por internet, etc. Hay gran diversidad de información que nos puede ser muy útil para crear “Nuestra Base Financiera”. Es imperativo empezar ya, formarnos, educarnos financieramente; no dejar para cuando sea demasiado tarde. Para ello se requiere conciencia, responsabilidad, disciplina, imaginación. Bien hecha la tarea y apoyados en los mejores, competentes y honestos, nuestros años dorados serán de paz y tranquilidad.

Kazim Gurbuz, un yogui turco de 95 años afirma que el ser humano puede llegar a vivir hasta 130 años. Si así es: ¿A qué edad comenzarían nuestros años dorados?

.

Aldo Alexander Castillo

Inversionista y Conferencista en Finanzas Personales

Economista – Especialista en Finanzas – Diplomado en PNL

.

Share Button

Comentarios

Años dorados — 1 comentario

  1. Apteciado Dr. Aldo. Magnifica reflexion. Quienes hemos trabajado en Colombis de maanera honesta los anos dorados no ha exitido por las condicioned y normas salariales y de impuestos de todos los gobiernos Sonar es utopico la realidad es otra
    Comparto tu reflexion mas en Colombia de nanera honesta no se capitaliza no hay innovacion ni seguridad financiera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *