Agradecer

“Desarrolla una actitud de gratitud, da gracias por todo lo que te sucede, sabiendo que cada paso que das te va a llevar a lograr algo mejor”. Brian Tracy

La-gratitud-verdaderaEstamos en diciembre una de las épocas más especiales del año para reencontrarnos con nosotros mismos. Se acerca la Navidad la época más alegre y especial para reflexionar acerca de las cosas buenas, regulares, y no tan buenas que nos sucedieron. Pero siempre deberíamos tener algo de tiempo para el agradecimiento sincero. Se convierte ello en un sentimiento, una emoción, una actitud, hacia algo que hemos recibido o esperamos recibir.

Así, cada día cuando despertamos, tenemos muchas cosas por las que estar agradecidos. Un día más, un sitio confortable dónde dormimos, buena salud, un cuerpo sano, tenemos trabajo, ingresos, amigos, familia, alimento, vestido, podemos cubrir nuestras necesidades, tenemos sueños, metas, ilusiones, y muchas cosas más. Cómo podemos ver, la lista puede ser muy extensa. Agradecemos también por nuestros logros, éxitos personales, laborales, académicos, financieros, etc.

Pero cada día que nos da el destino debe tener un significado. Un para qué. ¿Para qué el Universo nos dio otra oportunidad nuevamente? Hoy pudiésemos no haber despertado. A diario no tienen esa oportunidad 213 mil que fallecen en el mundo. Esta pregunta nos obliga a reflexionar como aún seguimos en los planes de un Ser Superior.  Que no es algo vano. Habrá una misión por cumplir. No es casualidad, es causalidad, no es azar, hay una razón. No siempre es fácil encontrar respuesta a la pregunta: ¿Cuál es mi misión? ¿Para qué estoy en este mundo?

Pero el agradecimiento no debe limitarse sólo a las cosas y logros que hemos obtenido. Incluye aquellas personas cercanas que han compartido su tiempo, que nos han apoyado, que nos han motivado, nos han empoderado, y con las cuales nos sentimos muy agradecidos, comprometidos e identificados. Esas personas que han creído en nosotros, en nuestras capacidades, que nos han tendido la mano desinteresadamente. Estamos seguros que, en su interior, para ellas, una de sus misiones es servir. Se convierte entonces el servicio en una Cadena de Favores, esperando siempre poder ayudar a otros, tender la mano en la medida de las posibilidades, y de esta forma, crear puentes para un mundo más solidario. Un mundo mejor.

Hacer del agradecimiento un hábito sano es todo un reto. Nos cuesta agradecer porque en el fondo, creemos que no lo merecemos o nos sentimos no dignos. A veces sentimos pena o frustración. Nada más equivocado. Los expertos afirman que: “el agradecer abre las puertas hacia la abundancia”. El hecho de estar agradecido, crea un estado mental y emocional diferente, de bienestar, admiración, paz, plenitud, reconocimiento, crecimiento interior. Simplemente saber agradecer nos hace sentir mejores personas, más plenos, valiosos y útiles.

Recomendable preguntarnos periódicamente: ¿Por qué cosas estoy hoy agradecido? ¿A qué personas debo expresarles mi agradecimiento? A todas esas personas que han influido en nuestras vidas: ¡Gracias, gracias, gracias!

.

Aldo Alexander Castillo

Inversionista y Conferencista en Finanzas Personales

Economista – Especialista en Finanzas – Diplomado en PNL

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *