100: ¿Número mágico?

“Los números gobiernan al mundo”. Pitágoras

CienUtilizamos día a día en nuestras actividades los números casi en todo. Desde el tiempo, el clima, el rendimiento laboral, la velocidad, el espacio, la moneda, las finanzas, las estadísticas, los indicadores, la medicina, los deportes, etc. Hasta la carga de nuestro celular refleja un porcentaje. En otras palabras, casi todo es “medible”.

Un número que parece mágico es el 100, significa “estar completo”. No en vano hay dichos como: le falto el centavo para el peso. Peso = 100 centavos. El cien, no solo está inmerso en los múltiplos, sino también en los submúltiplos. En las diferentes medidas de longitud, masa, volumen, superficie, etc. En la economía se observa en los precios de bienes y servicios, en los créditos, las deudas, los intereses e impuestos que pagamos, los ingresos y gastos, y las denominaciones de una moneda como el billete de cien dólares, cien euros o cien mil pesos.

También este número es muy útil en las metas y objetivos que nos trazamos. Muchos desean vivir hasta cien años, poseer patrimonios de cien o cien mil millones de pesos o de dólares. Visitar cien ciudades o países, tener cien contactos, leer cien libros, etc. Desarrollar nuestra eficiencia y eficacia al cien por ciento, no vale algo menor. Ser productivos y exitosos al máximo. Significa usar cien de cien todas nuestras capacidades y talentos. La lista puede ser bastante larga de acuerdo a nuestra imaginación.

Como el tiempo nunca se detiene y es limitado, es valioso pensar: ¿De lo que queremos lograr en qué porcentaje vamos? De todas esas metas cuantificables, si es que las tenemos: ¿Cuál es nuestro grado de avance? Es un excelente ejercicio que nos focaliza en lo primordial, lo esencial, lo importante. Lo que nos hace sentir que cada día vale la pena vivir. Pero algo importante: “hay que creer”, especialmente en nosotros mismos. Sin esto no funciona.

Hace muchos años leí un libro que me impactó: El Rinoceronte de Henry Lankast. Invita a llevar siempre en la cartera un billete de $100 dólares o su equivalente. Nunca gastarlo ni exhibirlo. No preocuparse si lo pueden robar. Afirma Lankast: “el dinero es energía y poder”. Abraham y Esther Hicks en su libro “El dinero y la ley de atracción” también lo recomiendan. El billete debe ser real, no una copia. No puede uno engañarse a sí mismo. Desde hace muchos años seguí el consejo y hoy veo el dinero de otra manera. Como un medio de libertad y servicio.

A todos quienes leen mis artículos muchas gracias. Este es mi artículo número cien (100). Espero seguir por mucho tiempo compartiendo con ustedes. El camino continúa. Sin duda, lo mejor está por venir.

.

Aldo Alexander Castillo

Inversionista y Conferencista en Finanzas Personales

Economista – Especialista en Finanzas – Diplomado en PNL

Share Button

Comentarios

100: ¿Número mágico? — 6 comentarios

  1. Felices 100, agrego: los 100 días del mandato de Peñalosa un fiasco para Bogotá, luego vienen los 100 días del mandato de Trump, con 100 metros de muro entre los ciudadanos mejicanos y sus hermanos sureños, Ah! Y los 100 metros planos como la carrera reina del atletismo.

    ¡Exitos al 100 estimado Aldo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *